¿A cuánta gente estamos lanzando a emprender para que se arruine?

Leido en elconfidencial.com

Me lo decía hace poco un conocido que trabaja en un banco: “Cada vez que pienso en las hipotecas que he dado alegremente, en los depósitos que he recomendado sin saber de lo que hablaba, en lo bien que me miraba antes la gente y lo mal que me mira ahora… Se me cae el alma a los pies”. En realidad ambos sabemos que él no tiene culpa, o que su culpa es mínima. Es un mero empleado de banca de provincias que ni pincha ni corta, y no movía un solo dedo sin que lo dijese su director. Pero no puede dejar de sentir remordimientos por haber contribuido, de manera indirecta, a construir algunas de las realidades que hoy conocemos.

A mí me pasa algo parecido con mi trabajo en medios de comunicación y todo este asunto del emprendimiento. Llevo cerca de cuatro años escribiendo sobre emprendimiento, nuevas startups, nacimiento de empresas y creación de empleo, y por delante de mí han pasado emprendedores de todo tipo: el que estaba convencido desde el principio, el que no se atrevía y finalmente se lanzó, el que aprovechó un despido para intentarlo, el que se lo ha encontrado casi de casualidad y también, cómo no, el que nunca se había planteado emprender pero lo está haciendo por desesperación.

Leer artículo completo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emprendimiento, Error, Noticia, Riesgos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s